Cómo vestir para una boda si estás embarazada

0

Si se te ha presentado la ocasión de asistir a una o varias bodas, estando embarazada, seguro que te has preguntado las siguientes cuestiones:

  • ¿Por qué me pasa esto a mi? ¿Era necesario tener 4 bodas el año de mi embarazo?

Ah bueno esa posiblemente sólo me la haya hecho yo… Me refería a preguntas como:

  • ¿Cómo sé qué ponerme si no sé qué barriga tendré dentro de unos meses?
  • ¿Invierto en un vestido premamá o aprovecho alguno de los que tenga por casa?
  • ¿Dónde puedo encontrar vestidos de fiesta premamá y económicos? (Todo incrementa su precio cuando hablas de bebés, mamás, bodas, etc.)

Pues bien, os voy a contar cómo lo hice yo este año en el que, efectivamente, tuve 4 bodas… 3 de medio día y 1 de noche. Os voy a mostrar dónde se pueden encontrar gangas (sin parecerlo) y veréis que no es tan complicado ir perfectamente cumpliendo el protocolo a cada una de ellas. ¡Atent@s!

Looks premamá para bodas de día

Look 1: Cuando todavía no hay demasiada barriga para «enseñar»

La primera de todas no tuvo demasiado problema ya que, todavía la barrigota no asomaba demasiado y pude recuperar un vestido que ya había usado en otra ocasión.

En este momento es mejor disimularla ya que, todavía no se suele decir que estás embarazada por lo que pueda suceder…, y por tanto es mucho mejor evitar las posibles preguntas indiscretas que te harán seguro. ¡La gente es muy cotilla!

El susodicho lo adquirí el pasado año en una tienda local de Sant Vicent del Raspeig, así que, sintiéndolo mucho, no os puedo dejar enlace directo al mismo.

Look 2: El único vestido premamá que compré

Cuando la barrigota empieza a asomar, la mía de hecho lo hizo de repente y nos sorprendió a todos, hay que reconocer que nos encanta mostrarla, disfrutarla y tener recuerdos inmortalizados con ella. También nos encanta que formen parte de esos días tan especiales, ¿verdad?

Así que me puse manos a la obra a buscar vestidos premamá para eventos y, además, bien de precio y encontré este… Que además se va ajustando al tamaño de la barriguita.

El vestido lo encontré en ASOS MATERNITY, su sección de premamá con muchísima oferta y con precios de muy distintos rangos. Cogí mi talla habitual ya que hay que tener en cuenta que, por regla general, que crezca la barriga, no significa que hayas aumentado de talla, a no ser que tengas algún otro problema como retención de líquidos o que hayas aumentado de talla de sujetador de manera desproporcionada.

Lo combiné con mis zapatos de novia (los compré pensando en reutilizarlos en este tipo de eventos y fue una buenísima elección) y con una diadema de Sfera que le daba ese toque de color que me encanta cómo quedó. El clutch es de temporadas anteriores, es un básico que nunca pasa de moda pero que por tanto no puedo enlazar y, los pendientes también son de Sfera aunque creo que cualquier tipo de pendiente en tonos dorados e incluso unas perlas, hubiesen quedado genial.

Look 3: Mismo vestido, distintos complementos.

Seamos francos, no todo el mundo tiene presupuesto para comprar varios vestidos para bodas y menos si son premamá, así que, cambiando los complementos creé este segundo look con el mismo vestido para otra de las bodas de día que tuvimos:

Ver esta publicación en Instagram

💜Papi💜 #family #couple #love

Una publicación compartida de Eva Guerrero 💫 TrendyIceCream (@evaguerreronet) el

Lo combiné con unas sandalias planas doradas que compré en Zara, en las pasadas rebajas – ya no era plan de ir con taconazos – y una diadema rosa de Sfera.

Looks premamá para bodas de noche

Look 4: Último look, esta vez para una boda de tarde-noche

Estuve dudando si volverme a meter en el mismo vestido 3 veces xD, pero ya era demasiado y, además, a las bodas de noche se va de largo… Así que dije, me voy a dar una vuelta a las rebajas a ver qué encuentro.

Llegué a Zara, la tienda donde fácilmente encontramos todo tipo de prendas y en la que efectivamente había varios candidatos perfectos para este día.

Di una vuelta por los vestidos y, en la primera de las pruebas metí la pata, ¿recordáis lo que había dicho de coger la misma talla? Aquí fue donde descubrí que seguía gastando la talla S aunque tuviese un barrigón importante. Vuelta a salir a dar una segunda vuelta para cambiar todas las tallas de los vestidos y, lo encontré…

Ver esta publicación en Instagram

#family y punto 💛

Una publicación compartida de Eva Guerrero 💫 TrendyIceCream (@evaguerreronet) el

Los complementos que escogí fueron de nuevo las sandalias planas doradas del look anterior y un clutch básico dorado que todas deberíamos tener de fondo de armario.

Finalmente unas ondas despeinadas en el pelo y un par de horquillas doradas (pues hacía muchísimo calor) que compré en Amazon.

Lo bueno de este vestido es que lo podré reutilizar y, de hecho, estoy pensando que, si la siguiente boda que tenga es de día, lo acortaré para darle otro uso diferente al de este año. ¿Qué os parece?

Share.

About Author

Leave A Reply