Después de un verano tan caluroso, las temperaturas han comenzado a bajar, de hecho, ya el invierno está muy cerca, por lo que no es mala idea comenzar a prepararse desde ya, para que el frío no nos agarre desprevenidos.

Es por eso que en esta ocasión queremos compartir contigo una serie de consejos muy sencillos, pero infalibles que te mantendrán tanto a ti como a tu familia cálidos durante toda la temporada de invierno y que te ayudarán a ahorrar mucha energía.

Así que sin perder más tiempo, ha llegado el momento de preparar tu casa para el frío.

Purga los radiadores

Si tus radiadores tienen aire en su interior, entonces su rendimiento se verá disminuido y no proporcionarán el calor necesario. Además, al trabajar forzados, consumirán mucha más energía, por lo que es muy importante que les realices una revisión y que los purgues, de ser necesario.

Este es un procedimiento sencillo de realizar que te permitirá mantener tu casa caliente durante el invierno, sin que tengas que gastar de más.

Elimina grietas y bloquea fugas de aire

Es normal que en las paredes de casa o que en los marcos de puertas y ventanas aparezcan grietas y haya fugas de aire. Por muy pequeñas que estas sean pueden llegar a enfriar el interior del hogar, lo que hará que el gasto de energía se incremente.

Para evitar que esto suceda, tomate el tiempo para identificar y tapar dichas grietas y fugas. Puedes utilizar masilla y también un material aislante, para asegurarte de mantener la casa caliente.

Equipa las habitaciones con sábanas de franela

Los textiles y la ropa de cama también pueden ayudarte a mantener tu casa cálida durante toda la temporada de frío. En esta oportunidad te sugerimos el uso de sábanas de franela, debido a que se trata de un tejido con elevada capacidad térmica que se calienta bastante rápido y que ayuda a mantener el calor corporal.

Lo mejor es que estas sábanas tienen precios muy competitivos, por lo que no tendrás que gastar grandes sumas de dinero para mantener las habitaciones cálidas.

Usa persianas en buen estado

Las persianas dañadas pueden hacer que el aire frío entre a través de las ventanas, por lo que lo más aconsejable es deshacerte de todas las que estén rotas o dañadas y sustituirlas por una nuevas.

En este sentido, debes comprar persianas gruesas y de buena calidad, que cubran toda el área de la ventana, para asegurar que el aire proveniente del exterior sea bloqueado.

Así que ponte manos a la obra porque ya está cerca el invierno y hay mucho por hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.