Con la llegada del frío, las familias vuelven a su casa habitual y dejan la vivienda de la playa o de veraneo cerrada. Esto hace que corran el riesgo de que les sea invadida por algún tipo de plaga, como cucarachas, hormigas, roedores, etc. Y, lo peor de todo, es que hasta que no vuelven dentro de unos cuantos meses a la vivienda, ¡no se dan cuenta de la invasión!

Por este motivo, hemos contactado con una empresa de control de plagas de Málaga llamada Avisur, para informarnos de las mejores fuentes y traerte los 5 consejos que deberías tener en cuenta a la hora de cerrar tu casa de verano. De esta manera, evitarás futuras sorpresas cuando vuelvas a tu vivienda.

1. Limpia muy bien la vivienda antes de irte

Esta es una de las claves más importantes a tener en cuenta. Aunque no vayas a habitar la vivienda en los próximos meses, déjala extremadamente limpia. Asegúrate de eliminar cualquier residuo de los suelos y encimeras. También limpia muy bien los baños y la cocina, focos de aparición de plagas.

Además, algo fundamental es no dejar ningún tipo de residuo o comida ni en las papeleras, ni mucho menos en el exterior. Incluso, si tienes alguna comida cerrada en sus paquetes o envases, es mejor que te la lleves a tu vivienda habitual. Así no dejarás ningún tipo de alimento para los insectos y roedores.

2. Cierra la llave de paso del agua

El agua también es un alimento que atrae a las plagas. Por ello, antes de dejar tu vivienda cerrada durante unas semanas o meses, es recomendable cerrar la llave de paso del agua. En caso de no saber dónde se encuentra localizada, puedes consultarlo con algún vecino o con el Presidente de tu Comunidad de Propietarios.

3. Deja todo tipo de desagüe tapado

Una de las vías de acceso a las viviendas de los insectos, las ratas y los ratones suele ser por los desagües. Esto se debe a que suelen desplazarse por las tuberías de las edificaciones, accediendo desde el exterior.

Por este motivo, antes de irte de tu vivienda vacacional, debes tapar cualquier tipo de desagüe que tengas en los diferentes espacios de tu vivienda. Además, también puedes tapar los sistemas de climatización centralizados y dejar cerradas la tapa de los WC de todos tus baños.

4. Lava todo el textil antes de guardarlo

Es recomendable poner tantas lavadoras como sean necesarias, para dejar limpio todo el textil que dejes en tu casa vacacional antes de irte de ella. Tanto si se trata de prendas de ropa, como de textil del hogar (mantas, sábanas, colchas…), asegúrate de lavarlas antes de guardarla durante un tiempo indeterminado. De esta manera, evitarás plagas que afectan a la ropa, como las polillas.

5. Sella cualquier punto de acceso

Tanto los agujeros en las ventanas, como en las puertas, paredes o suelos, son lugares de fácil acceso para todo tipo de insectos, especialmente los más pequeños. Por ello, debes asegurarte de sellar cualquier tipo de grieta que veas antes de cerrar la vivienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.