Las casas de campo tienen personalidad única y un estilo muy bien definido, es por eso que pueden diferenciarse fácilmente de una casa de ciudad. Por otro lado, estas casas suelen transmitir mucha calma y serenidad en cada uno de sus espacios, incluyendo la cocina.

Y hablando de cocinas, hemos consultado con los profesionales de Arrital Barcelona, empresa especialista en interiorismo y diseño con más de 30 años de experiencia en el sector, quienes nos han compartido cuáles son las 3 cocinas perfectas para las casas de pueblo con encanto.

#1 Cocinas con estilo rústico

Cuando se trata de casas de pueblo, la mayoría de las personas eligen las cocinas rústicas, debido a que permiten crear un ambiente acogedor que contrasta muy bien tanto con el resto de áreas de la casa, como con los paisajes que hay alrededor.

Las cocinas de este estilo son inconfundibles y se caracterizan por combinar materias primas orgánicas como madera, ladrillos desnudos y piedras naturales con otros elementos como plantas y pinturas de tonalidades claras.

Algo muy interesante es que muchas personas eligen para este tipo de cocinas electrodomésticos vintage, lo que definitivamente, le termina de dar un toque muy especial al espacio.

#2 Cocinas de madera

Al hablar de cocinas de madera nos referimos a aquellas en las que la materia prima más utilizada para su fabricación es la madera. Es así que en las cocinas de este estilo tanto la estantería, como las encimeras y resto del mobiliario suelen estar hechos de este noble material que a su vez, puede combinarse con otros materiales como piedras y fibras naturales.

Las cocinas de madera son atemporales, combinan muy bien con todos los estilos de decoración y se caracterizan por tener un estilo elegante y sobrio, y por ser bastante cálidas. De hecho, están consideradas como cocinas clásicas, por lo que no solo se ven muy bien en casas de campo, sino también en casas de ciudad mucho más modernas.

#3 Cocinas minimalistas

Las cocinas de estilo minimalista no son exclusivas de las casas citadinas, al contrario, pueden instalarse en casas de pueblo, en donde además, se ven sencillamente espectaculares.

En este caso, en lugar de laminados, los diseñadores prefieren utilizar maderas naturales de tonos claros con acabados muy prolijos y muebles de materiales orgánicos. Así como también electrodomésticos de estilo clásico.

Por otro lado, no se puede dejar de mencionar que al ser minimalistas son cocinas muy funcionales y seguras, en las que el espacio es muy bien aprovechado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.