Con el tiempo, nuestras articulaciones se desgastan y esto puede dar lugar a la aparición de artrosis. La artrosis se produce por un daño en el cartílago y en el hueso, para prevenirlo se recomienda un equilibrio nutricional, ejercicio, reducción de factores de riesgos como sobrecargas articulares y el uso de cremas para articulaciones.

Existen alimentos que cuentan con propiedades que pueden contribuir a fortalecer y proteger tus articulaciones. Además, una alimentación equilibrada no deja de ser fundamental para todo nuestro organismo.

Por ello desde este post queremos hablarte de los nutrientes y alimentos que deberías incluir si o si en tu dieta si quieres beneficiar a tus articulaciones y evitar problemas mayores.

  • Los frutos secos y las semillas tienen gran cantidad de magnesio, aportan fibra, mucha grasa insaturada, proteína vegetal y minerales como potasio, calcio, fósforo, hierro, zinc, entre otros.
  • Las legumbres contienen minerales (calcio, hierro y magnesio), vitaminas del grupo B y alrededor del 50 por ciento en hidratos de carbono.
  • Los cereales integrales son ricos en magnesio.
  • Verduras, eso sí de hoja verde, concentran gran cantidad de magnesio.
  • Las frutas desecadas tienen altas cantidades de polifenoles, que ayudan a restaurar la masa ósea y la estructura del hueso y aumentan los índices de formación de tejido óseo.
  • Los pescados azules, las aves y las carnes magras son ricas en azufre.
  • La cebolla ayuda a prevenir la pérdida de masa ósea gracias a su alto contenido en quercetina y es de ayuda para la osteoporosis.
  • La cúrcuma se suele recomendar también como complemento alimenticio por sus propiedades anti-inflamatorias.
  • Naranjas, limones, kiwis y frutos rojos son ricos en vitamina C, antioxidantes y antiinflamatorios.

La mejor forma de tomar estos alimentos es sin procesarlos, orgánicos y, a poder ser, cultivados localmente y de temporada. Cocinarlos al vapor puede mejorar también la integridad de los nutrientes.

Así mismo existen alimentos que deberíamos reducir puesto que pueden favorecer la inflamación y el dolor articular como la patata, el pimiento, la berenjena y el tomate. El alcohol y el tabaco también debemos evitarlos a toda costa, así como los azúcares y embutidos.

Está claro que una buena alimentación es lo más recomendable para tener una buena calidad de vida, incluso para mejorar la salud de nuestras articulaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.