Así debes revisar tu coche antes de una escapada de verano

0

Seguro que a estas alturas ya tienes planificada alguna escapada para este verano. Ya seas de playa o de sierra, es muy posible que utilices tu vehículo para desplazarte hasta el destino que has elegido. Si quieres disfrutar de un viaje placentero y sin sobresaltos lo primero es comprobar que nuestro coche se encuentra en buen estado. Para ello, no hay nada mejor que acudir a un taller en Sevilla o en tu localidad y ponerse en manos de profesionales.

Tener el coche a punto siempre es fundamental para disfrutar de una conducción segura y sin sobresaltos. Sin embargo, eso se convierte en algo imprescindible si tenernos pensado emprender viajes más o menos largos. Por eso, en estos meses es un buen momento para llevar a cabo el mantenimiento periódico del vehículo (según corresponda por su antigüedad). ¿Sabías que el envejecimiento de los coches y la falta de revisiones periódicas son las causas principales de averías y de accidentes? De hecho, según datos de la ITV, en torno al 20% de los automóviles no superan la Inspección Técnica de Vehículos en la primera convocatoria, sobre todo, por faltas en alumbrado, señalización, neumáticos, suspensiones y frenos, ejes y gases de escape.

El calor afecta tanto al motor como a otros componentes, sobre todo en coches con una antigüedad entre 10 y 15 años. De hecho, en los últimos años se estima que un 40% de los que se averían en verano tenían esta edad. No obstante, tanto si tu vehículo tiene esa edad como si es más “joven”, lo mejor es revisar los componentes siguientes antes de emprender un viaje.

Los neumáticos son uno de los mayores responsables de la seguridad de un vehículo y de sus ocupantes, pues se encargan de que el habitáculo se mantenga unido a la calzada y la distancia de frenado sea la correcta. Ello, lógicamente, es posible si se mantienen en buen estado y el dibujo de su banda de rodadura no se encuentra por debajo del límite legal de 1,6 milímetros (puedes llevarte una buena multa si los agentes de tráfico te detectan conduciendo con unas cubiertas en mal estado). Nuestro consejo: si vas a coger el coche para una escapada, primero comprueba la presión de los neumáticos y la profundidad de su relieve.

También hay que prestar atención a los líquidos, como el de frenos, el refrigerante o el limpiaparabrisas, entre otros. Por supuesto, no hay que olvidarse del aceite para que todo fluya correctamente en el motor del vehículo (hay que cambiarlo con el motor frío y en terreno lleno). Es importante recordar que si tu coche tiene 10 años o más es más que recomendable cambiar los filtros y los líquidos una vez al año.

No nos podemos olvidar de echar un vistazo, y nunca mejor dicho, a los componentes encargados de la visibilidad, como los faros (puede que alguna bombilla esté fundida), el estado del parabrisas delantero (si tiene un pequeño impacto o grieta es posible que pueda aumentar con el paso del tiempo y los cambios de temperatura) y las escobillas limpiaparabrisas (las tormentas del verano existen). Un taller en Sevilla especializado en la sustitución de parabrisas es Welcome Móvil, quienes señalan que este elemento no es solo importante para la visibilidad, sino que también es importante para dar robustez a toda la estructura de todo el coche.

Las baterías también se merecen un poco de atención. Con las altas temperaturas son muchos los componentes que necesitan de su energía, por eso, es conveniente comprobar que los bornes no están blanqueados. Recuerda que la vida útil de las baterías ronda los 5 años como máximo, por lo que si hace tiempo que no la sustituyes, debes tener cuidado.

Aunque todos los anteriores son elementos que podemos revisar nosotros mismos, hay otros que requieren una mano profesional para ello. Se trata del motor, las suspensiones o los frenos, entre otros. Aparte de que no son fallos fáciles de observar es posible que en nuestro día a día estos defectos “no den la cara”. Gracias a mecánicos de confianza se podrán detectar si hay alguna pieza suelta o sufren una pérdida de líquido, entre otros deterioros.

Share.

About Author

Leave A Reply