Hay elementos en la decoración que siempre estarán de moda. Por eso, adaptar lámparas clásicas a una decoración moderna no solo no es complicado, sino que es un truco muy utilizado por los mejores especialistas en decoración de espacios.

Las lámparas clásicas dan mucho juego y son muy apreciadas por los amantes de las tendencias modernas, porque su belleza no deja a nadie indiferente. Veamos por qué motivos, principalmente, son tan apreciadas.

Un toque vintage siempre encaja bien

Vía Pinterest

Un toque vintage siempre va a quedar perfecto en una decoración moderna porque le va a imprimir mucho carácter. Si se sabe combinar perfectamente bien, no solo va a encajar, sino que se convertirá en el toque perfecto que hará de la estancia un lugar único.

Esto lo saben bien los expertos en diseño de interiores, que siempre buscan este tipo de elementos clásicos para romper con las líneas modernas de una habitación y conseguir que esta tenga una apariencia distinta al resto y resulte más atractiva.

La calidad siempre es tendencia

No importa la tendencia de moda que más guste a cada persona. Todos los que saben de moda saben apreciar la calidad y por eso los interioristas se rinden ante una lámpara clásica. Es sinónimo de buen gusto y de refinamiento. Y esto es así independientemente de que estemos ante un gran salón estilo mitad de siglo o un comedor con un marcado toque moderno.

Una lámpara de araña siempre es ideal para este tipo de estancias y puede ser el toque que haga que todo quede equilibrado y sin verse excesivamente ceñido a los dictados de una única tendencia, lo que puede crear una apariencia demasiado rígida.

Usa el color para marcar la diferencia

Las lámparas clásicas también pueden jugar con el color. Algunas tienen tonalidades clásicas como el azul que ahora mismo es tendencia y se puede jugar con estos elementos para lograr combinaciones armoniosas y a la vez muy rompedoras.

El color en las lámparas puede marcar la diferencia y hacer que todo tenga sentido, con una pieza clásica pero original y el resto de la estancia muy moderna, pero con un guiño a los colores de la lámpara que harán que encaje.

Estos son solo algunos modos de adaptar lámparas clásicas a una decoración moderna, pero las posibilidades son múltiples ya que lo bueno y bonito siempre tendrá un espacio en los lugares más exclusivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.