Es muy importante tener en cuenta que en tu coche el motor es algo fundamental, puesto que de lo contrario tu coche no podrá moverse. Las mejores piezas de segunda mano las encontrarás en Tu Desguace, para que puedas tener unas piezas de alta calidad y a un precio realmente ajustado, lo que te garantizará que conseguirás unos buenos resultados.

Sin embargo, debes tener en cuenta algunos cuidados que debes darle a tu motor si quieres que este tenga una mayor durabilidad. Estos los he reunido en este post, con la finalidad de que puedas conocer a fondo estos cuidados, por lo cual, te recomiendo seguir leyendo.

Cuidados básicos para tu motor

Cuidar el motor es realmente sencillo, en especial cuando tienes en consideración los consejos que te voy a dar en a continuación:

Cambia el aceite

Es muy importante que este mantenimiento se haga en los momentos indicados, en especial porque así te asegurarás de que tu motor funcione de forma óptima. Esto evitará cualquier tipo de desgaste en el mismo, y conseguirás unos grandes resultados.

En todo caso, debes asegurarte de que realizarás el cambio de aceite entre los 5.000 y los 30.000 kilómetros dependiendo del modelo y el año de fabricación de tu coche. Por lo tanto, debes consultar el manual de funcionamiento para saber las recomendaciones del fabricante.

Mantén los neumáticos a punto

Los neumáticos están estrechamente relacionados con el motor, en especial porque si los neumáticos están en mal estado, tu motor tendrá que esforzarse mucho más. Por este motivo, es vital que revises periódicamente los neumáticos.

Para asegurarte de que estos tengan la presión adecuada, debes revisarlos por lo menos una vez cada 15 días. Además, revisa los aspectos como la alineación de los mismos para que no se desgasten de forma dispareja y causen problemas de un mayor esfuerzo al motor.

Control de las RPM

Es vital evitar que el motor se esfuerce de forma innecesaria, porque de esta forma tendrás grandes problemas a la hora de conducir. Por esto, debes establecer un límite en las RPM cuando vas conduciendo para que el motor funcione de forma óptima y evitar los esfuerzos innecesarios.

Los expertos en conducción recomiendan que se establezca un límite en las 2.500RPM, el cual no se debe exceder si quieres tener unos buenos resultados. Este se aplica también para el cambio de marcha, el cual se debe realizar siempre sobre este límite para evitar desgastes innecesarios del motor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *