Los esguinces de tobillo son lesiones bastante comunes, no sólo mientras se practica algún deporte, sino también en nuestra vida diaria. Para su correcto tratamiento lo mejor es visitar la clínica de valdepenasfisiosalud, porque allí encontrarás profesionales altamente cualificados que te ayudarán con tu recuperación.

Pero, también existen algunos cuidados que debes tener en tu hogar para que puedas conseguir una recuperación más rápida. Estos los reuní en este post, el cual te invito a seguir leyendo para que puedas cuidar tu lesión y recuperarte más fácilmente.

¿Cómo cuidar tu esguince de tobillo?

Debes tener en cuenta que, dependiendo de la gravedad de la lesión puede que necesites incluso una cirugía. En todo caso, para las lesiones más leves puedes seguir estos consejos:

Descanso

Siempre es vital mantener en reposo el miembro afectado, porque de esta forma evitarás que la lesión empeore. En todo caso, debes evitar todo tipo de movimientos que puedan producir dolor, hinchazón o más molestias, porque así evitarás cualquier tipo de inconveniente.

Hielo

La aplicación de hielo es una práctica común en estos casos, en especial porque permitirá reducir la inflamación más rápido. Se debe hacer sumergiendo el miembro afectado en agua helada o aplicando compresas de hielo durante 15 a 20 minutos.

Es un proceso que se puede repetir cada 2 a 3 horas mientras que estés despierto para que puedas conseguir así que tu tobillo se desinflame más rápidamente.

Vendaje

La realización de un vendaje de compresión es altamente recomendable en estos casos, en especial porque así podrás lograr inmovilizar tu miembro. Además, ayuda a que se pueda producir una mejor circulación en los miembros afectados, y así conseguirás una recuperación mucho más rápida.

Asegúrate de hacer el vendaje desde la zona más alejada del corazón, para que puedas tener los resultados deseados. Así se facilitará el drenaje de todos los líquidos que producen la inflamación y evitarás complicaciones.

Elevación

Se recomienda realizar la elevación del miembro afectado, con la finalidad de que puedas facilitar la circulación sanguínea del mismo. Esto también permitirá que puedas reducir la inflamación que se puede haber producido durante el día, garantizando así que tendrás unos mejores resultados.

En todo caso, se recomienda elevar el miembro afectado por encima del nivel del corazón para facilitar el drenaje del mismo. Para ello, simplemente debes acostarte en tu cama, y dejar la pierna levantada durante unos minutos para que se reduzca la presión en la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.