El kit mecánico imprescindible para viajar con tu coche

0

En estas fechas del año es habitual utilizar el coche para disfrutar de una escapada de fin de semana o recorrer cientos de kilómetros en busca de un destino deseado. En la mayoría de las ocasiones preparamos nuestro equipaje concienzudamente y repasamos varias veces que no falta nada, pero muy pocas veces dedicamos, ni tan siquiera un minuto, a revisar si tenemos todo lo necesario para poder afrontar una posible avería de nuestro vehículo en la carretera, o simplemente para disfrutar del viaje cómodamente. Con la ayuda de Jiménez Motor, un taller mecánico en Sevilla amigo de esta web, vamos a repasar 10 objetos imprescindibles que no pueden faltar en tu coche.

1. Líquidos básicos: hay una serie de líquidos que son imprescindibles para que cualquier vehículo funcione correctamente. Siempre es bueno llevar en el maletero un pequeño bote de aceite para el motor, de líquido refrigerante y otro de líquido limpiaparabrisas. Lo mejor es depositarlos dentro de una pequeña caja bien sujeta dentro del maletero, para evitar que salga despedida en algún frenazo. Hay que tener en cuenta que los viajes largos son una prueba de resistencia para cualquier motor, por lo que hay que ser precavidos.

2. Herramientas: también hay herramientas que no pueden faltar para solventar cualquier desajuste que pueda ocurrir durante el trayecto. No hace falta montar un taller mecánico en el maletero, pero sí llevar algunos destornilladores, llaves inglesas y bridas, al menos. En algunos grandes almacenes se venden unas cajas de herramientas muy pequeñas pero dotadas de muchísimos instrumentos. 

3. Cargador para el móvil: hoy en día no podemos vivir sin móvil. Además de para consultar las redes sociales y las últimas noticias, también son un buen recurso para consultar el camino a seguir a modo de navegador GPS. Por este último motivo no es extraño que a menudo los terminales se queden sin energía durante trayectos largos y cuando más falta hacen. Actualmente hay cargadores para mechero con varias salidas USB para surtir de electricidad varios móviles a la vez.

4. Linterna: no creas que la aplicación de linterna del móvil es suficiente para encontrar un clavo clavado en algún neumático por la noche o mirar qué pieza del motor está fallando bajo el capó en una zona muy oscura. Lo mejor es tener a mano una linterna con una potente iluminación LED.

5. Pinzas para batería: aunque creas que tu batería está en buen estado es posible que sin previo aviso te deje el coche tirado. Recuerda que en esta época el vehículo está sometido a mucha intensidad (aire acondicionado, radio, etc.). Además, aunque tú no tengas este problema, quizá algún vehículo acompañante pueda sufrirlo, por lo que tus pinzas podrían salvarlo de ese apuro. Asimismo, en muchos comercios especializados se pueden encontrar pequeñas baterías portátiles que pueden aportar la energía necesaria para arrancar el coche y tener tiempo suficiente para encontrar un taller mecánico cercano.

6. Botiquín: parece lógico que la salud hay que cuidarla siempre, no solo cuando estamos “a salvo” en nuestro hogar. Hay muchos vehículos que traen un kit sanitario por defecto, pero otros, los modelos más antiguos, no vienen provistos de ello, por lo que lo mejor es buscar alguno en farmacias o grandes almacenes.

7. Cinta americana: su alto poder de resistencia y agarre la diferencia de cualquier otra cinta adhesiva. Es muy útil para sujetar, por ejemplo, un espejo retrovisor que ha sufrido un golpe o evitar que algún elemento se desprenda completamente. También se puede emplear para taponar provisionalmente algún conducto que sufra alguna fuga.

8. Extintor: es muy poco probable que tu coche sufra un incendio, pero nunca se sabe. Es cierto que un pequeño fuego, casi anecdótico, puede acabar con tu coche ardiendo si no se para a tiempo. Un extintor pequeño de un kilo apenas cuesta más de 20 euros y puede ser un gran remedio. Lo puedes colocar bien agarrado en el maletero o bien en ese espacio de debajo de los asientos que en ocasiones está infrautilizado.

9. Soporte para móvil: aunque cada vez hay más vehículos que cuentan con mirror-link (que enlaza su pantalla con el teléfono móvil), lo habitual es que tengamos que fijar el móvil al salpicadero mediante un soporte adecuado para poder consultarlo mediante conducimos (siempre con la lógica prudencia, obviamente). Los modelos actuales vienen provistos de una ventosa que se fija al parabrisas para que no estorbe la visibilidad del conductor.

10. Dinero: cuando salimos de viaje rara vez vamos con la cartera vacía, pero hay que tener en cuenta que no en todos los bares de carretera admiten el pago con tarjeta por importes pequeños o que haya algún peaje sorpresa (sobre todo al viajar al extranjero) cuyo pago no teníamos previsto.

No podemos olvidar otros elementos imprescindibles que hay que llevar obligatoriamente como los triángulos de señalización y el chaleco reflectante. Si ya tienes este kit preparado, solo nos queda que desearte un feliz viaje este verano. ¡Nos vemos a la vuelta!

Share.

About Author

Leave A Reply