Las reformas suelen buscar dos objetivos: mejorar la habitabilidad de la vivienda o adaptarla a las nuevas necesidades que nos hayan surgido. En este sentido eliminar barreras es una de las practicas más comunes como integrar la cocina con el salón y el comedor. Otra de las reformas más habituales es la mejora de la eficiencia energética, acondicionar la vivienda para el invierno con calderas más eficientes, remodelar la iluminación introduciendo luces de tipo led, mejorar el aislamiento o instalar sistemas de climatización.

Con la llegada del verano tenemos más tiempo libre, por ello son muchos los que se deciden por reformar su hogar en esta época, porque de esta forma podemos estar pendientes de las obras o irnos de vacaciones mientras la hacen. Pero existen otras razones de carácter más técnico que hacen que el verano sea la época ideal para transformar tu hogar. De la mano de Polvero La Ranilla hoy te damos los motivos para ponernos manos a la obra con una reforma en los meses de verano.

Uno de los principales motivos es el tiempo, en verano disfrutamos de días más largos, las jornadas de trabajo pueden ser más largas y así acabar antes la obra y además hay menos posibilidades de que llueva lo que evita complicaciones.

En esta época también hay menos humedad, esta puede complicar una reforma, con un clima más seco que el invierno el verano es genial para evitar contratiempos.

Además, muchas personas aprovechan para marcharse a sus segundas residencias y así dejar que los profesionales trabajen con tranquilidad, además muchos de nuestros vecinos estarán también de vacaciones por lo que no les molestaremos.

El buen tiempo ayuda a que todo se seque y a eliminar olores de forma más rápida que en los meses de invierno y a la hora de limpiar es mucho más sencillo y rápido comprobar que todo a quedado bien.

Son muchos los que hacen una inversión en reformas como alternativa a las vacaciones con el fin de adaptar las viviendas a las nuevas necesidades que no se habían planteado antes de la crisis del Covid-19. Las reformas más solicitadas son cocinas y reformas parciales que incluyen cocina y acondicionamiento de espacios exteriores, que suponen alrededor de un 60% de las obras. Por otro lado, las reformas integrales han experimentado un crecimiento del 25%.

Y tú ¿eres de los que se han dado cuenta de que necesitan reformar? ¡Aprovecha que llega el buen tiempo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.