Ya está aquí el verano, y con el cambio de estación parece que nuestro cuerpo nos pide un cambio que lo acompañe en nuestra casa, llenarla de alegría y de color para recibir al calor de la mejor forma posible.

En blogs como decorar habitaciones encontrarás millones de claves para acertar con la decoración veraniega de tu hogar, utilízalos como fuente de inspiración y nunca fallarás.

Desde aquí te daremos algunas de las claves que harán que redecorar tu hogar para el verano sea más que sencillo.

Uno de los primeros consejos que te daremos es aligerar el espacio. Con la llegada del calor todo parece agobiarnos, desde accesorios a ropa y todo aquello que no cumple una función determinada, eso mismo ocurre con la decoración, aligerar el espacio conseguirá que las habitaciones parezcan más aireadas, más limpias visualmente, que dará como resultado una atmósfera mucho más relajada y fresca.

Usa colores claros que proporcionan una sensación visualmente relajada, aireada y sumamente amplia y limpia. Además, dará sensación de mayor amplitud. Las tonalidades blancas son grandes aliados para este tipo de decoraciones, juega con una base en este tono y aporta notas de color para crear un ambiente original y fresco.

Los tejidos ligeros. Apuesta por tejidos frescos y transpirables, que dejen pasar la luz a tu hogar.

Color. Añade toques de color por aquí y por allá, colores alegres y vivos que destaquen sobre una base monocromática, de esta forma mantendrás una estancia despejada y de aspecto fresco adaptada a la estación.

Las plantas aportan frescor y naturalidad, combina diferentes tipos de macetas y plantas ¡que no te de miedo probar! Maceteros con una combinación de colores o con tonos vivos darán un toque muy especial a tu hogar y hará que tus plantas luzcan muy diferentes.

En esta época puedes apostar por estampados florales o recurrir a decorar con tonos que recuerden al entorno marino, ambos estilos aportarán un aire fresco a vuestros hogares.

Otra tendencia que está pisando fuerte es la decoración eco friendly que consiste en el gusto por lo artesanal y en la recuperación de piezas antiguas, evitando un nuevo proceso industrial. El vidrio y la madera son también grandes aliados de esta tendencia.

Como habrás visto, refrescar tu hogar no significa hacer una reforma integral, solo tendrás que aligerar las estancias y cambiar el color, jugar con los colores y texturas hará que tu hogar parezca otro. Y tú, ¿te atreves a redecorar tu hogar en verano?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.