Son muchas las personas que conviven con vecinos y más concretamente que viven con vecinos con los cuales comparten zonas comunes.

En una comunidad o urbanización es muy usual encontrar zonas compartidas como entradas o recibidores, parques interiores, piscina, garaje, incluso zonas de jeugo como pistas de pádel o tenis.

El tener que compartir espacio con otras personas muchas veces no lleva a tener problemas de convivencia, ya sea por ruidos, suciedad o porque cuando queremos hacer uso de una zona está ocupada.

Para evitar problemas de este tipo, hemos consultado a un administrador de fincas especializado en la resolución de problemas vecinales.

¿Qué normas podemos establecer?

Lo primero que debemos hacer para evitar problemas en estas áreas es establecer unas normas así como sanciones si estas no se cumplen. En estas normas se indicarán las zonas, los horarios y la norma a cumplimentar.

Horas de descanso

El horario de descanso es fundamental en una comunidad de vecinos. Las horas de ruido como las horas de descanso nos evitarán muchos problemas a la hora de tener confrontaciones.
Debemos hacer un horario semanal e incluso con alguna modificación para el fin de semana.

Normas para mascotas

Aquellos vecinos que dispongan de mascotas deberán seguir una serie de normas estipuladas por la comunidad.

Estas normas además de afirmar el buen comportamiento de dicho animal, puede cumplir la norma de no estar suelto por las zonas comunes, que no ladres a horas indebidas… etc.

Cuotas y presidente

La función del presidente muchas veces es un cargo que no queremos aceptar. El presidente es el representante legal y vela por la comunidad, además de ser portavoz de los vecinos.

En ocasiones ningún vecino quiere acatar esta función por lo que se puede rotar anualmente entre vecinos.

Por otro lado, el pago de las cuotas comunitarias es de vital importancia para asegurar el buen estado de la comunidad. Todos los vecinos deben cumplir con este pago incluso podemos implementar cláusulas en caso de que no se pague.

La necesidad de estas cuotas además de hacer frente a pagos de luz y agua comunitaria, puede ser implementada para arreglar daños y desperfectos siempre que no hayan sido intencionados.

Regulación de zonas de ocio

En muchas ocasiones las comunidades disponen de piscinas, parques interiores, incluso pistas para practicar deportes como tenis, pádel, fútbol o baloncesto.

Estipular un horario para el uso de estas zonas será fundamental para no ser molestados por ruidos a altas horas nocturnas.

En el caso de las zonas deportivas podemos crear una lista por horas para que los propietarios puedan acceder en orden a estas instalaciones, así respetarán las horas de juego de cada grupo.

En el caso de la piscina, además de horario, podemos disponer de pases para invitar a familiares y amigos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.