Qué ver en Alicante durante dos días

0

Alicante antiguo, un día para sumergirse en la historia

Una buena manera de comenzar el día es con una visita al Castillo de Santa Bárbara, desde el que tendrás vistas de la ciudad además de poder visitar esta fortificación medieval. Puedes continuar la mañana con una visita al Museo de Arte Contemporáneo, situado en la Casa de la Aseguradora, que es la construcción civil más antigua de la ciudad y que data del siglo XVII. Otra opción es el Museo Arqueológico si prefieres conocer el pasado de la ciudad.

Imprescindibles las visitas al ayuntamiento, a la Iglesia Santa María o a la Concatedral de San Nicolás de Bari. Y si eres fan de las construcciones de belenes, existe en la ciudad un Museo de Belenes con una exposición permanente. Y tras haber visto museos y edificios antiguos, dedica la tarde a callejear con el Barrio de Santa Cruz, y por el Parque de Ereta donde encontrarás un fantástico mirador desde el que podrás quitar unas bonitas fotos de la zona antigua y el puerto.

Alicante moderno, descubre la evolución de la ciudad

Muchos creen que la parte moderna de las ciudades tiene poco o nada que ver y que todas se parecen entre sí. Pero no es cierto. Alicante tiene su personalidad propia que se refleja también en la zona nueva. Puedes comenzar a descubrirla con un paseo por la Rambla Méndez Núñez por la que vas a conocer una ciudad llena de vida, con muchos locales de hostelería y en la que destaca el Monumento a la Constitución.

Otro bonito recorrido es el que parte del Mercado Central y llega hasta la emblemática Plaza de los Luceros a través de la Avenida de Alfonso X el Sabio. Partiendo también del mercado puedes optar por coger la Calle San Vicente para visitar la Plaza de Toros o la Plaza de España.

Share.

About Author

Leave A Reply