Patchwork para coser cojines

0

Encontrar piezas decorativas originales y a bajos costos puede resultar sencillo si te topas con la tienda adecuada. Pero si no das con ellas, hay otras formas de tener un elemento distintivo en tu hogar, especialmente, si tienes destrezas en la costura. Por ello, crear objetos tú misma puede ser una opción que, además, aportará personalidad y te dará la satisfacción de saber que es algo tuyo.

Para cambiar el estilo de una sala o complementar un cuarto, los cojines son una de las alternativas más económicas y sencillas de realizar. Asimismo, tendrás la oportunidad de colocarle tus diseños, colores y formas sin los aparatosos costos de acudir a un costurero en busca de una pieza única. Sin embargo, la mayor ventaja es que no requiere demasiados conocimientos en el área para tener un buen resultado. Así que atrévete a coser y aprende cómo hacer un cojín patchwork paso a paso según Planchado y costura.

Técnica de costura

El patchwork es una técnica de costura desarrollada por el grupo amish, que se encuentra ubicado en Estados Unidos. El procedimiento consiste en unir pedazos de telas para crear una composición o un diseño. Por lo que las diferentes texturas, tramas, tonalidades y detalles como botones, lentejuelas y otros se combinan en aras de aprovechar y abaratar material.

La idea fundamental puede llevarse a cabo de distintas maneras porque hay muchas técnicas. Algunas de ellas son log cabin, card trick, confetti cake, seminole, ventana de catedral, vuelo de la oca. Además de estrella de Ohio, estrella de ocho puntas y estrella de Bárbara Fritchie. Todas realizadas para unir los trozos de tela de acuerdo a los diferentes tamaños y cortes de estos y los diferentes acabados que pueden tener los cojines.

Qué necesitas para un cojín patchwork

En ese sentido, dependiendo de lo que quieras diseñar, puedes utilizar retazos de tela que tengas o queden de otros proyectos para darles un nuevo propósito. Pero si lo prefieres, adquirir telas de pequeñas proporciones en tiendas que vayan de acuerdo a lo que tienes pensado e, igualmente, necesitarás:

  • Diferentes trozos de tela.

  • Diferentes carretes de hilo.

  • Aguja con ojal.

  • Alfileres.

  • Tijeras para tela.

  • Gomaespuma, algodón o guata para el relleno.

  • Una tela de buen tamaño para el interior.

  • Una cremallera de un color que combine.

  • Jaboncillo o marcador de tela.

  • Un patrón de cojín (forma opcional).

  • Un patrón de patchwork.

  • Un cúter.

  • Botones, cintas y lentejuelas para decorar (opcional).

  • Máquina de coser.

  • Plancha.

Cómo hacer un cojín patchwork

Una vez tengas todos los materiales, debes:

1. Colocar el patrón del cojín y ubicar el de patchwork o, crearlo tú misma, para ver el tamaño y forma de los retazos de tela. Cuando tengas decidido cómo cortar cada pedazo de tela, utiliza la tijera y dispón cada uno según el color. Mientras más pequeños sean, más llamativo y detallista se verá la pieza final. Asegúrate de hacerlo de acuerdo a la forma del cojín para que sean más fáciles de coser, es decir, formas geométricas.

2. Al tenerlos todo, colócalos sobre la mesa y el patrón para crear la composición y combina formas, tamaños y colores hasta dar con la que te guste.

3. Define cuál es la parte delantera y cuál la trasera y une las piezas de acuerdo a esas secciones.

4. Seguidamente y con cuidado, ve dando puntadas a mano en los extremos para unir los trozos de a dos de manera que sea más fácil coserlos a máquina. Otra opción es juntarlos por los extremos con alfileres que luego se retirarán cuando se coloquen en la máquina.

5. Cuando tengas las piezas delantera y trasera armadas, pasa la plancha por encima de ellas a temperatura baja para que sea más fácil coserlas por la máquina. Así, cose cada parte y, luego, une ambos extremos y deja una abertura para el acolchado.

6. Con el cúter, corta la guata según la forma del cojín y cóselo a este para rellenar. Posteriormente, cose el trozo grande de tela a la guata para tener un revestimiento interno de otro color. Si utilizas goma espuma, repite la operación. Si se trata de algodón, utiliza la cantidad de material que rellene el tamaño del cojín y si quieres revestimiento interno, cose primero la tela. Luego, rellénala con el algodón.

7. Voltea la pieza al revés por el orificio dejado para que te quede la pieza final. Para cerrar la abertura, puedes darle unas puntadas o utilizar la máquina. Por el contrario, si quieres un cierre, cose la cremallera al orificio.

8. Si quieres darle más detalles, puedes coser los botones, lentejuelas o cintas en las caras del cojín. Incluso, puedes utilizar los trozos de telas restantes y darles algunas formas pequeñas para coserlas sobre la tela. De esa manera, el cojín tendrá texturas tridimensionales y un aspecto más original.

Share.

About Author

Leave A Reply