Al igual que ocurre en el mundo de la moda, la decoración de interiores está en constante evolución y cada año aparecen nuevas tendencias que todo el que quiera estar a la última ha de seguir de cerca. El año 2020 ha sido un año particularmente distinto al resto, en el que hemos pasado más tiempo en el interior de nuestros hogares que ningún otro año. ¿Afectará esto a las tendencias que surjan de cara al 2021? Quizás parezca pronto para aventurarse, pero los especialistas del sector así lo afirman. Además, en esta ocasión, aquellos que se lancen a la renovación de interiores, pueden acabar igualmente en una tienda de muebles que en un almacén de escayola. Te explicamos por qué.

Tras los meses de confinamiento en casa, pasando todos los días en contados espacios y habitaciones, y viendo día tras día lo mismo desde la mañana hasta la noche, más gente que nunca va a optar por renovar los interiores y cambiar un poco una imagen que ya se han cansado de ver. Algunos optarán por nuevo mobiliario, mientras que los que se decanten por un cambio más radical, pueden lanzarse a realizar una reforma para dar un giro total a la imagen de su hogar y adaptarla a las tendencias de 2021.

Reconexión con la naturaleza

Pese al paso de los años, los materiales naturales no han perdido su relevancia. La madera, el vidrio, la piedra y el metal aún tienen ventaja sobre el plástico ecológico de los interiores, y las telas sintéticas en tapicería y decoración se reemplazan por otras naturales. Para la próxima temporada serán populares las superficies de madera sin pintar, texturas de piedra, plantas vivas, cerámica y muebles de mimbre.

Formas curvas

Esta tendencia de diseño de interiores supone la vuelta de un viejo conocido. Es el resurgimiento de formas curvas. Inspirados en los años 60 y 70, los muebles redondeados vuelven con un toque moderno, en los que las curvas se usan para resaltar la belleza de la forma. En muebles, estamos viendo piezas tapizadas como sofás, sillones y bancos diseñados con ondulación y asimetría como pautas generales.

Materiales versátiles

Algunos materiales, como saben los instaladores de pladur en Sevilla consultados, tienen una gran variedad de aplicaciones y ofrecen resultados acordes con las tendencias de diseño más actuales.

Por ejemplo, los techos de pladur, también conocidos como ‘falsos techos’, son una opción ideal que ofrecen un toque de suavidad en una reforma. Este material tiene la ventaja de ser muy económico y compatible con la mayor parte de estilos decorativos, por lo que en caso de duda siempre suele ser un acierto. Además, puede emplearse en otros lugares, como para la construcción de muros de separación.

Así que, si consideras que después del confinamiento ya tienes demasiado vista tu casa, no lo dudes y atrévete con un cambio de imagen. Para ello, mantente a la última con estos consejos, siguiendo de cerca las publicaciones de los estudios de interiorismo y las cuentas en redes sociales especializadas en el sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.